Saltear al contenido principal
Piezas De Raku

Qué es la técnica de Rakú

Rakú es una técnica decorativa usada en cerámica. Japón es dónde más se ha desarrollado esta técnica sobre el siglo XVI. Rakú es un procedimiento de cocción rápida a baja temperatura del gres. Fue inventado en Kyōto (1580) por Tanaka Chōjirō, quien destinó las piezas asi elaboradas a la ceremonia del té. Esta cerámica se caracteriza por vidriados muy plomizos, densos, brillantes y de superficie irregular. Se distinguen los raku rojos, aka-raku, y las raku negros, kuro-raku.

Cómo se realiza la técnica del Rakú

Estas arcillas o pastas cerámicas deberan trabajarse a mano, ya que, si se utiliza el torno, por su composición en chamota, resultan abrasivas a la superficie de las manos.

Las piezas se decoran con oxidos y posteriormente son llevadas a un horno pequeño a 900 grados centígrados aprox. (Depende del esmalte utilizado, hay de temperaturas menores y otros para mayores de 1000 grados).

Cuando los esmaltes alcanzan su punto de cocimiento se sacan, en estado de incandescencia y se depositan cuidadosamente, con la ayuda de pinzas de hierro, en un recipiente lleno de viruta de madera. También se pueden usar hojas de diario u hojas secas de árbol. El contacto con este medio lo incendia y se genera una enorme cantidad de humo que penetra en la pieza y entra a hacer parte de ella. Los esmaltes reaccionan con el humo y el calor y convierten los óxidos en metales. Los esmaltes (óxidos) con que han sido pintadas las piezas proporcionan una parte del oxígeno para esta combustión.

Luego de varios minutos, el proceso químico se fija bajando bruscamente la temperatura con agua. Se obtienen al final tonalidades, texturas, matices y colores fascinantes y nunca iguales de una pieza a otra, que pueden ser desde rojos metalizados hasta craquelados, nacarados y tornasoles característicos de esta técnica.

Rakú en decoración actual

La cerámica de rakú se ajusta al modo de vida moderno sin dejar de lado cierto toque tradicional. Está directamente relacionado con el minimalismo y el Wabi-Sabi, estilos muy de tendencia en la actualidad.

Si es usted amante del estilo japonés, minimalista o Wabi-Sabi, en su hogar no debe faltar una pieza de cerámica Raku.

Wabi-Sabi es una corriente japonesa estética y de comprensión del mundo basada en la fugacidad e impermanencia. Describe un tipo de visión estética basada en “la belleza de la imperfección”. El wabi-sabi ocupa la misma posición en la estética japonesa que en Occidente ocupan los ideales griegos de belleza y perfección.

Esta entrada tiene un comentario
  1. Los japoneses creadores de la sorprendente y bella técnica del Rakú tenían costumbre de romper las tazas fabricadas con esta técnica al terminar de beber el té. En ocasiones eran vueltas a pegar para un nuevo uso con materiales preciosos, aportándole una nueva forma, belleza , textura y riqueza con el nuevo material.
    Personalmente no sería capaz de romper una obra de arte de raku o cualquier otro objeto de cerámica. Claro que ellos lo harían porque tenían cerca el horno donde cocer enseguida otras piezas a las que admirar de nuevo.
    La cultura japonesa siempre me sorprende gratamente con su especial filosofía. Soy una gran admiradora de la cultura, filosofía y arte japoneses.

Deja un comentario

error:
Volver arriba