Saltear al contenido principal
El Lienzo Como Soporte Pictórico

El lienzo, uno de los soportes pictóricos más utilizados desde el siglo XVI

Historia y origen de la pintura sobre lienzo.

El uso del lienzo se comenzó a generalizar en la zona norte de Italia en el siglo XV. Desde el siglo XVI hasta nuestros días ha sido el soporte preferido de los artistas para trabajar con distintas técnicas, sobretodo el óleo.

Antes de emplearse las telas como soporte pictórico e incluso de la preparación de las pinturas sobre tabla en la Edad Media (S.XI-XV), se descubrieron indicios sobre ellas en el Antiguo Egipto (siglos I-III d.C), en los retratos de las momias de Al Fayum, por lo que se deduce que los primeros usos del lienzo como soporte pictórico tuvieron una finalidad funeraria. Pintaban retratos realistas sobre telas que luego ponian en el rostro de las momias.

Un explorador italiano fue quien descubrió las primeras pinturas funerarias sobre lienzo en Oriente Próximo en Al Fayum el año 1615 a.C. Estos retratos funerarios estaban realizados mediante la técnica de la encáustica sobre madera o sobre las propias vendas de lino.

En la baja Edad Media existían lienzos destinados a la decoración de fondos de teatro o arcos de triunfo y el siglo XII también había banderas y estandartes pintados en telas por ambas caras de carácter civil utilitario.

En el siglo XV se comenzó a pintar sobre lienzo sin capa de preparación en Flandes.

Definición de lienzo.

La palabra lienzo no se refiere a ningún material específico del campo de los textiles, sino que se aplica a numerosos tejidos de fibra relativamente gruesa y trama apretada (lonas), como los que se usan para velas, tiendas, toldos, etc. En pintura, el término Lienzo indica una tela imprimada, lista para usarse; también puede emplearse para designar un cuadro al óleo terminado.

La imprimación o imprimatura es el proceso por el cual se prepara una superficie para ser pintada posteriormente. A la superficie ya imprimada es a lo que se  llama soporte pictórico.

Han sido muchos y muy diversos, a lo largo de la historia, los procesos que se han seguido para conseguir una superficie pictórica adecuada para pintar. Cada proceso seguía unas normas que por lo general correspondían a la superficie a tratar y a los medios disponibles en cada región así como a la técnica con la que posteriormente se realizaría la pintura.

El material sobre el que se ejecuta una pintura al óleo se divide en dos partes: la imprimación o base y el soporte sobre el que está dicha superficie. Los soportes son telas tensadas en bastidores de madera, tableros de madera o compuestos, actualmente se venden también montados sobre cartón. De los soportes para pintura al óleo se han usado y usan diferentes tipos, sin embargo nosotros centraremos nuestra atención sobre los lienzos o telas.

Características de los lienzos.

Los lienzos los podemos clasificar por: tipos de lienzo, estructura y clases de textura.

Tipos de lienzo.

Si clasificamos las telas por su composición y de mayor a menor calidad tendremos las siguientes:

  • Lino
  • Cáñamo
  • Yute
  • Algodón.

Los lienzos de lino son los de mayor calidad aunque en la actualidad también se fabrican lienzos con fibras sintéticas.

Lino para hacer lienzos
Los primeros cultivos de lino se remontan a la Antigüedad, en Babilonia, dos mil años antes de Cristo, y se cree que de allí llegaron a Europa.

Estructura del lienzo.

Las telas están formadas por dos series de hilos. Una serie que va a lo largo de la tela que se llama urdimbre, comúnmente conocida como “hilo de la tela”, y otra serie de hilos que van de orilla a orilla y que forman el ancho de la tela conocida con el nombre de trama. A principios del siglo XIX estuvo de moda un lienzo liso con trama diagonal o cruzada, especialmente para pintar retratos. Se pueden reconocer las obras de algunos pintores porque usaban habitualmente lienzos con un determinado tipo de trama.

Clases de textura.

Antes de la aparición de los tejidos hechos a máquina, se utilizaba una tela de trama cuadrada y fibras gruesas, hecha en un telar manual, que a veces presentaba una trama muy abierta y había que sellarla con una capa gruesa de cola. Las telas se comercializan por su peso, gramos sobre metro cuadrado, abreviado g/m2. Y por su ancho y largo, ya sea en rollos o en su caso por metros.

  1. Tejidos finos: Los tejidos finos y cerrados son propensos al desgarramiento y rotura al tensar en bastidor, sin embargo, son muy útiles para ensayar y crear bocetos. Su peso por metro cuadro oscila entre los 200grs/m.
  2. Tejidos medios: Con los tejidos medios se elabora la mayoría de las obras de caballete. Son lo suficientemente ligeros y flexibles para tensar sobre un bastidor, es común conseguirlos en las casas de materiales de arte con el nombre de manta o loneta en pesos que oscilan en los 300grs/m, generalmente, el tejido es compacto, liso y libre de defectos por lo cual es el preferido en las técnicas realistas y tradicionales: retratos, bodegones, paisajes, etc.
  3. Tejidos gruesos: Los tejidos gruesos, ásperos y rígidos (lonas y arpilleras) son difíciles de tensar, sin embargo una vez tensas soportan varias capas de pintura, por lo cual son apropiadas para aplicar texturas, soportan bien la fricción y las acción mecánica de las espátulas, grafos y cepillos, sobre todo la arpillera. Siendo la lona la tela más apropiada para obras de grandes dimensiones. Cuando el tejido es abierto y grueso es preferible tensar y adherir sobre un panel o muro, lo cual permite la aplicación de grandes capas de imprimación y pintura, Si bien no es común conseguir la arpillera y la lona en casas de materiales de arte, si es común conseguirlas en las tiendas especializadas en telas de decoración y tapicería. Su peso oscila en los 400grs/m, incluso más.

Qué lienzo comprar.

El tipo de pintura que utilices determinará el lienzo que tienes que pintar. Puedes encontrar en el mercado

Tela estirada: La tela estirada se monta sobre un bastidor de madera y se ajusta con grapas. El lienzo estirado se prepara luego con gesso o con acrílico para darle una superficie lisa y factible de ser pintada. Las telas se pueden comprar recubiertas con imprimación libre de ácido para los retratos y las pinturas de detalles finos.

Paneles o panel de lienzo: Los paneles o el papel de lienzo son el material perfecto para que los pintores principiantes puedan usarlos. El lienzo de papel viene en forma de bloc. Las láminas de telas están preparadas para que puedan ser usadas con cualquier medio, desde la acuarela al óleo. Los paneles de la tela están compuestos por cartón de alta resistencia o los paneles pueden estar cubiertos con una lona de celulosa. Son ideales para que los estudiantes trabajen en ellos. Los paneles pueden ser transportados de ida y de vuelta de clases sin que tengan que preocuparse por la punción de la tela. Los paneles de tela son amigables y económicos para un estudiante o un pintor aficionado.

Rollo de tela: La tela viene en rollo para que el pintor profesional extienda sus propios lienzos. El rollo de tela le permite al artista hacer telas en el tamaño que quiera usar para un proyecto. El lienzo de tela puede ser de algodón, de lino, de loneta e incluso de una de mezcla de copo de algodón, lo que le da una superficie aterciopelada para las pinturas especiales. La imprimación al óleo y la acrílica recubren algunos productos de tela laminada.

Última actualización el 2020-10-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba
error: