Saltear al contenido principal
Representar El Volumen Con Carboncillo

Cómo representar el volumen y las sombras de los objetos con el carboncillo.

Los cuerpos tienen un volumen y una forma que percibimos gracias a la sombra. Al dibujar, gracias a la combinación de luces y sombras podremos representar la forma y volumen de un objeto cualquiera que dibujemos.

La sombra opuesta a la luz directa es la parte más oscura  del objeto. Entre éste y la forma de máxima claridad, está la sombra media que tiene menos intensidad que la anterior.

Dependiendo de la presión que demos al carboncillo las sombras serán más o menos intensas.

Para los brillos o zonas de luz podemos limpiar con un trapo o difumino, aplicando más o menos intensidad.

  • Zona de luz propia (brillo)
  • Zona de media luz
  • Zona de sombra propia ( más oscuro)
  • Zona de sombra arrojada

Tumbando el carboncillo se pueden hacer líneas rectas de forma fácil.

El carboncillo se puede utilizar como técnica definitiva, o como proceso de encaje, para terminar después con otras técnicas, como el óleo o el acrílico.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba
error: